Sara Lenzi

Sara1Soy de Viareggio, una pequeña ciudad en la provincia de Lucca, en el norte de la Toscana. La ciudad está bañada por el mar  Ligure y tiene detrás los Alpes Apuanos. Viví allí casi siempre, a excepción de un año en Madrid como Erasmus, casi cuatro años en Lucca, y los tres últimos, de nuevo en Madrid.

Mi formación se podría definir como “mixta”: Después de la secundaria, casi conseguí la licenciatura en derecho en Pisa. Después de varias aventuras de la vida, llamémoslas así, volví a la universidad, siempre en Pisa, pero esta vez para estudiar la materia que yo siempre había amado: la filosofía.
Hoy soy graduada en filosofía, con tesis en epistemología y a la espera de otro título siempre en filosofía de II Nivel. Siento mi preparación jurídica y filosófica, por eso la defino “mixta”!

Después de una breve pero hermosa experiencia de trabajo en una librería especializada en textos clásicos, aquí en Madrid, decidí dedicarme a tiempo completo a la enseñanza de la lengua italiana.
Había hecho un aprendizaje en una escuela de lengua italiana para extranjeros en Lucca hace unos años y un pequeño curso para profesores en otra escuela en Pietrasanta, y por último, frecuenté aquí, en Madrid, el curso DITALS, curso de formación para profesores de italiano como L2/LS, en la Cámara de Comercio, organizado por la Universidad de Siena.

Enseño italiano a todos los niveles, desde los principiantes a los abogados, italiano para economistas o preparación para los exámenes oficiales. Doy clases de diferentes tipos, que van desde aquellas de carácter principalmente individual en empresas, (compañías como Panerai o Cremonini) a aquellas que no tienen como única finalidad el trabajo.
Doy cursos en la escuela IES Julio Verne Leganés, clases para futuros becarios Erasmus. He colaborado con la escuela de lenguas de ShakespeareLeanguages para la enseñanza en la compañía Indra y la creación de exámenes de nivel B1-2 y colaboro con Interlinco, otra Academia aquí en Madrid.

Gracias a estas experiencias, tan diferentes entre ellas y tan enriquecedoras estoy aprendiendo a identificar las necesidades de los estudiantes individuales o de las clases con las que estoy trabajando y ser capaz de personalizar el curso según las necesidades.

Desde octubre 2012 estoy registrada como “autónoma” o, como es más de moda decir hoy en día, “freelance“!